Nothing Personal

 | 
yli es mi historia

Era s√≥lo otro d√≠a de trabajo en mi trabajo. Mientras caminaba hacia la tienda sent√≠ la brisa fr√≠a de un d√≠a de invierno. Entr√©, me quit√© los auriculares y proced√≠ a fichar. Estaba un poco cansado, pero todav√≠a feliz de poder trabajar porque le da a mi familia algunos ingresos necesarios para ayudarme a participar en el debate. Me cambi√© a mi uniforme de trabajo y me prepar√© para ayudar a los clientes. 

 

Trabajo en una tienda de trajes. Mi primer cliente buscaba alquilar trajes para una boda. Pens√© que esto ser√≠a divertido. Todav√≠a era una experiencia relativamente nueva para m√≠ ayudar a los clientes a probarse trajes. Le dije a mi gerente para que ella se asegurara de que todo iba bien y proced√≠ a preguntarle al cliente qu√© tipo de traje estaba buscando. Quer√≠a un traje azul, as√≠ que comenc√© a tomar sus medidas. Sin embargo, cuando estaba en la mitad de mis medidas, le pregunt√≥ a mi gerente: ‚Äú¬ŅPuedes hacerlo t√ļ en su lugar? No quiero que me mida para mi boda, tal vez para el baile de graduaci√≥n, pero no para mi boda‚ÄĚ. Insisti√≥ en que no ten√≠a suficiente entrenamiento. Aunque mi gerente dijo que se asegurar√≠a de que lo hiciera correctamente, insisti√≥ en que lo hiciera. Luego dijo: "No es nada personal".

 

‚ÄúEst√° bien,‚ÄĚ respond√≠.

 

Pero no estaba bien. Su continua insistencia en que ‚Äúno era nada personal‚ÄĚ me hizo creer que hab√≠a m√°s. Se sent√≠a racialmente motivado. Pude ver el disgusto en sus ojos. Sent√≠ que no le ca√≠a bien porque yo era una persona morena en esta pr√≥spera tienda de trajes donde los clientes eran principalmente blancos y la discriminaci√≥n era normal.  

 

Este comportamiento encajaba en un patr√≥n que hab√≠a visto de gente blanca que fing√≠a no ser racista o encubr√≠a sus acciones racistas. A menudo, acciones discriminatorias como estas se pasan por alto, pero contin√ļan ocurriendo. Como alguien que ha experimentado discriminaci√≥n, pude darme cuenta de que era otra forma sutil de que los blancos fueran racistas hacia los morenos. Dondequiera que vamos somos juzgados por el color de nuestra piel, pero esto fue lo m√°s lejos que lo hab√≠a visto llegar. Un hombre se neg√≥ a trabajar conmigo por el color de mi piel. No fue solo el racismo, fue la din√°mica de poder en el incidente lo que me preocup√≥. Me sent√≠ impotente y, despu√©s de la insistencia continua de que no era ‚Äúnada personal‚ÄĚ, sent√≠ rabia. Hab√≠a experimentado lo mismo antes, pero no pod√≠a actuar ni hacer nada al respecto. Era un hombre contra un ni√Īo y un cliente blanco contra un empleado de Brown. Fue un abuso de privilegio y me falt√≥ al respeto en todos los sentidos. Era un hombre, pero todav√≠a no ten√≠a la cortes√≠a de respetarme en absoluto porque √©l ten√≠a todo el poder y yo no ten√≠a ninguno. Sin embargo, no pod√≠a hacer nada en ese momento, as√≠ que simplemente dej√© que sucediera porque, como empleado, el cliente siempre tiene la raz√≥n. 

 

No siempre es así. También había ayudado a un cliente que fue extremadamente amable. Como dos personas de comunidades minoritarias, nos unimos por sentirnos fuera de lugar en esta tienda. En una tienda de trajes llena principalmente de gente blanca, las personas de color a menudo se sienten alienadas o excluidas. A lo largo de esta experiencia, sentí una conexión con el cliente porque ambos sentíamos lo mismo por la tienda. Estaba gratamente feliz con nuestra conversación mientras ayudaba a este cliente a encontrar los zapatos que quería. Esta experiencia positiva me hizo sentir un poco mejor sobre el futuro del mundo. Como comunidad, nos hemos acostumbrado a permitir que ocurra la discriminación, pero a veces tenemos que levantarnos.